A raíz de la pandemia mundial que vivimos en el 2020, la relación con el cliente ha cambiado sustancialmente. Los consumidores utilizan actualmente una gama más amplia de canales para realizar una misma consulta, llegando a emplear más de 10 diferentes en muchos casos, siempre con la expectativa de tener experiencias fluidas y personalizadas en todos ellos.

 

¿Cómo lo conseguimos?

Cuando hablamos de atención al cliente podemos hablar de estrategias multicanales, que son aquellas en las que la relación empieza y termina en un mismo canal, o la idea de omnicanalidad, que son aquellas estrategias que persiguen mantener una relación con los clientes duradera y se adaptan al canal elegido por el cliente.

Estos últimos años las marcas han tenido que acelerar su transformación digital para satisfacer la demanda y apoyar a los clientes con agentes en remoto. Sin embargo, esta situación ha generado un aumento considerable de estafas y ataques de fraude.

 

En 2022 las marcas darán el paso hacia el contact center digital

Durante la pandemia, la mayoría de las empresas vieron aumentar la demanda de experiencias digitales. Por eso, en los próximos meses darán el paso hacia el «contact center digital» con el fin de ofrecer una experiencia perfecta para los clientes, lo que permite obtener la mejor relación con estos y ofrecerles en 2022 la mejor experiencia posible en sus canales preferidos.

Y lo que es más importante, el contact center hará todo esto de forma segura. El fraude aumentó durante la pandemia, ya que las interacciones online tuvieron un volumen sin precedentes y los agentes se trasladaron a entornos remotos. Los equipos de fraude se vieron desbordados ante la avalancha de alertas falsas, por lo que la experiencia de un contact center será un componente esencial para prevenir y detectar el fraude.

 

¿Cómo aplicar la omnicanalidad de un contact center digital?

Uno de los sectores que más avanzado va en la aplicación y desarrollo de la estrategia omnicanal es el sector Retail. La relación irá cambiando según las necesidades o gustos del cliente, pero independientemente del canal que utilice en cada momento, la relación ha de estar unificada, como ya hemos comentado.

Pero todo esto va más allá. Pongamos como ejemplo un negocio del sector Retail, una tienda de ropa que vende tanto en tienda física como en tienda online. Además, está presente en varios canales. La omnicanalidad no finalizaría al unificar la comunicación empresa/cliente. Tendría que haber un control del stock para que independientemente del canal en que se compre o reserve el producto se actualice al momento.

De cara a la experiencia de compra del cliente, comprar un producto online y elegir la opción de entrega es perfecto, pero si al elegir opción de recogida en tienda, el pedido no se tramitó correctamente o el stock no se actualizó y el producto no está disponible, la experiencia será muy negativa. En estos pequeños detalles debe tener especial cuidado el equipo que se encargue de diseñar una estrategia omnicanal

 

Los retailers adoptarán niveles máximos de personalización

Las principales empresas de retail llevan muchos años personalizando las experiencias de compra digital de una forma u otra: las recomendaciones personalizadas de productos basadas en compras anteriores, por ejemplo, son habituales desde hace tiempo. El año que viene, sin embargo, se verá un cambio hacia la hiperpersonalización, donde cada interacción es relevante y se basa en las necesidades reales del cliente en ese momento.

Para llegar a ello, esto requiere una comprensión completa de la relación histórica de cada cliente y de las interacciones recientes con la marca, lo que significa que los datos de cada canal tendrán que ser agregados y analizados.

 

Si necesitas ayuda de profesionales, en Tu-Voz Contact Center ponemos a tu disposición nuestra experiencia y servicios de atención omnicanal.

¿Este artículo le ha sido útil? ¡Compártalo con sus contactos y hágalo llegar a más profesionales del sector! También puede seguirnos en LinkedIn o Facebook.